¿Sabías que? Conoce más sobre los envases de insecticidas

¿Sabías que el 98% de los envases de insecticidas domésticos llegan cada día a los rellenos sanitarios?

Los insecticidas domésticos usados son residuos peligrosos, por eso requieren de su separación para recibir un tratamiento y disposición final diferente a los residuos ordinarios. Estos residuos son una causa de la contaminación del agua y algunos que contienen componentes orgánicos persistentes contribuyen a la contaminación atmosférica; además de reducir la fijación de nitrógeno en la naturaleza y contribuir al declive de polinizadores.

En la UCM, estamos comprometidos con el cuidado del planeta y en alianza con el programa posconsumo “Cierra el Ciclo”, te recomendamos:

1. No almacenes los insecticidas con alimentos o con medicamentos. Asígnales un espacio cerrado, preferiblemente bajo llave y fuera del alcance de los niños.
2. Terminado el producto, conserva el envase original con sus rótulos e instrucciones intactas.
3. Trae tus envases al punto ecológico de la UCM y depósito en el contenedor amarillo.

Debes tener en cuenta, que solo se reciben envases de insecticidas domésticos en sus diferentes presentaciones: aerosoles, pastillas laminadas, bombas manuales y envases plásticos o de aspersión. Los envases de otros productos como aromatizantes o plaguicidas agroindustriales no son permitidos.

¡Tú mejor acción es la devolución! Sé consciente y cierra el ciclo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *